ALERTAS



ALERTA: Condusef previene sobre empresas que ofrecen préstamos sin ser entidades financieras. Ver comunicado AQUI

Noticias de la Autoridad

Loading...

jueves, 26 de febrero de 2015

Financieras burlan reforma y sus reglas

Braulio Carbajal / Milenio

Las sociedades financieras de objeto múltiple (Sofom) han crecido de forma exponencial en los últimos años, al grado de que representan poco más de 70 por ciento de las instituciones que operan en el sistema crediticio, razón por la cual las autoridades plantearon controles más estrictos en la reforma financiera, pero jamás imaginaron que algunas tenían bajo la manga un esquema para operar de la misma forma sin someterse a ningún escrutinio.

La legislación que entró en vigor el año pasado establece que las Sofom que quieran mantenerse en operación deben renovar su registro mediante el cumplimiento de tres normas: comprobar su objeto social, reportar a alguna sociedad de información crediticia y obtener un dictamen en prevención de lavado de dinero.

Con esas exigencias, especialistas auguraban una depuración del sector, de modo que solo continuaran en el sistema las entidades con los mejores estándares de calidad; no obstante, hay una laguna en la ley que hasta la fecha han aprovechado 625 Sofom, más las que se sumen antes del 4 de julio próximo, límite para renovar el registro.

Las más de 600 sociedades financieras cambiaron de figura y se convirtieron en sociedades anónimas, un movimiento sencillo pero estratégico que les permite operar de la misma manera y esquivar la reforma financiera y sus nuevas normas, toda vez que han dejado de ser supervisadas por las autoridades financieras para entrar solo en el terreno competente de la Procuraduría Federal del Consumidor.

Para Lamberto Corral, presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom), el hecho de que algunas financieras cambien de figura es un acto de competencia desleal, pues no es lo mismo ser una empresa apegada a estrictas normas de vigilancia, a estar fuera del radar de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

El representante de más de 100 Sofom explicó que al convertirse en simples entidades mercantiles, dichas instituciones no tendrán que absorber los gastos que representa cumplir con los controles antilavado de dinero que exige la nueva normativa, aunado a que las tasas de interés que ofrecen al público se incrementarán porque no tendrán acceso al fondeo de la banca de desarrollo.
De acuerdo con la Ley de Ahorro y Crédito, cualquier persona física o moral puede prestar dinero, pero no captarlo. De ahí que el cambio de nominación no afecta para que sigan ofreciendo sus servicios.

A más de un año de que se promulgara la reforma financiera, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que tiene perfectamente identificadas las sociedades que optaron por cambiar de figura, por lo que dio aviso a la Profeco para que se mantenga informada, pero la procuraduría no ha emitido las acciones a realizar.

Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, destacó que la finalidad de informar con exactitud a la Profeco sobre las Sofom que han migrado a su jurisdicción es para que esté atenta y realice los trabajos necesarios en el ámbito de sus facultades, en virtud de que el objeto social de dichas entidades es el otorgamiento de crédito, particularmente para consumo y micro y pequeñas empresas.

En su momento, Corral lamentó que la Comisión Federal de Competencia Económica no haya tomado cartas en el asunto, pese a que es un problema que la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple denunció desde marzo del año pasado.

La principal razón que ha orillado a las Sofom a esquivar la reforma financiera es el punto del lavado de dinero, dado que las nuevas disposiciones les exigen acudir a la CNBV y obtener un dictamen técnico que certifique la presencia de los controles necesarios para no ser utilizadas por el crimen organizado para blanquear recursos.

No obstante, cumplir con ese requisito no es barato, ya que, según estimaciones del presidente de la Asofom, adquirir las herramientas para tener controles eficientes puede costar hasta 500 mil pesos, cifra considerable si se toma en cuenta que dentro del sistema financiero muchas de esas organizaciones apenas cuentan con una cartera que no supera los 300 mil pesos.

Por ese motivo las diferentes asociaciones que respaldan a ese tipo de entidades entablan pláticas con las autoridades para trabajar en una regulación diferenciada, señalan las firmas asociadas.

El próximo 4 de julio vence el plazo para que las Sofom renueven su registro, pero de las más de 3 mil que se tienen identificadas solo 31 han solicitado el trámite, equivalente a 1 por ciento; hay aproximadamente 500 que no están localizables y otras 636 que no han cumplido con sus obligaciones ante la Condusef.

El año pasado el organismo defensor impuso mil 228 multas a diversas Sofom que incumplieron disposiciones, por un monto de 36 mil 300 millones de pesos.

domingo, 22 de febrero de 2015

Deuda Buena vs. Deuda Mala

Joan Lanzagorta / Planea Tus Finanzas.com



En varios libros sobre Finanzas Personales se menciona el concepto de Deuda Mala y Deuda Buena.

Como todos sabemos, el monto de las deudas personales en distintos países del mundo (incluyendo los de habla hispana) ha aumentado significativamente en los últimos años. Hay varias razones para ello: el alto consumismo, la crisis económica y su consecuente desempleo son algunas de ellas. Pero sin duda una de las más importantes es que hoy el acceso al crédito es mucho más sencillo que antes (con excepción de aquellos que tienen un historial crediticio desfavorable o que no pueden comprobar sus ingresos).

Pero el crédito es un concepto que para muchos es ambiguo. Muchas personas le huyen a las deudas a toda costa, mientras que otras piensan que endeudarse es un mal necesario en el mundo actual. Algunas más intuyen que el uso inteligente del crédito es medular para ir construyendo un patrimonio sólido, y otras manifiestan un desacuerdo total ante tal afirmación.

Deuda Buena vs. Deuda Mala


Muchos autores nos han querido convencer de que es esencial diferenciar entre deuda buena y deuda mala. Aunque definitivamente hay una gran diferencia entre estos dos conceptos, es importante saber discernir y entender que lo que se llama deuda buena sigue siendo, simple y llanamente, deuda: una cuenta por pagar, un pasivo en nuestro balance personal.

Deuda Mala 


El concepto de deuda mala nace del hecho de tomar un crédito para comprar algo que pierde valor con el tiempo. Por ejemplo: una computadora, un automóvil o incluso todo lo que compramos con nuestra tarjeta de crédito, a menos que seamos de los pocos que pagamos el saldo completo cada mes (y por lo tanto no pagamos intereses y no adquirimos una deuda). Cada mes el artículo que hemos comprado pierde valor (es decir, vale menos), mientras que el monto que hemos pagado por él crece cada mes producto de los intereses generados por el crédito.

Por ejemplo: cuando compramos un automóvil, al momento de sacarlo de la agencia pierde de manera instantánea el 25% de su valor. Sin embargo, como no lo hemos pagado aún, el costo total del mismo va incrementando cada mes. De esta forma, el bien continúa perdiendo valor mientras que el monto que pagamos por él continúa creciendo.


Deuda Buena 


El nombre de “deuda buena” puede ser confuso. Aunque en algunas ocasiones una deuda puede en realidad agregar mucho valor a nuestra vida, en otras simplemente es: “deuda no tan mala”.

El concepto de deuda buena nace del uso del crédito para adquirir algo que añade valor a nuestra vida, o cuyo valor va aumentando con el tiempo.

Por ejemplo: el uso del crédito para poder pagar una carrera universitaria, o un postgrado que de otra manera no hubiéramos podido lograr. De esta forma, adquirimos conocimientos que pueden hacer una gran diferencia en la calidad de vida que podemos tener (no sólo en el aspecto económico: la cultura nos da siempre otra forma de ver el mundo).

Sin embargo, no debemos olvidar que al terminar los estudios, tenemos una deuda – que puede ser considerable. Empezamos nuestra vida laboral no desde “cero”, sino con un patrimonio negativo. Aún así, esta es una deuda que, desde mi humilde punto de vista, vale la pena adquirir.

El otro tipo de deuda buena que muchos autores refieren tiene que ver con créditos hipotecarios, debido a que las casas van aumentando de valor. Este concepto es debatible, porque muchas veces la plusvalía se genera a una tasa menor que la tasa de interés de la hipoteca (sobre todo en economías emergentes, donde las tasas de interés siguen siendo muy elevadas para este tipo de créditos). Por lo cual hay que tomar este concepto “con reservas”, ya que un crédito hipotecario no necesariamente crea valor.

Aún así, para muchos es la única forma realista de adquirir una propiedad, ya que hacerlo “de contado” requeriría muchos años de ahorro además de pagar renta. Aún así, uno tiene que tener inteligencia financiera, ya que no en todos los casos comprar es la mejor alternativa.
Por otro lado, muchos opinan que el crédito para capital de trabajo también puede ser deuda buena ya que hace crecer el negocio de forma significativa. Esto puede ser muy cierto, pero también debe respaldarse la decisión de adquirir esa deuda con una adecuada planeación financiera. Para que sea deuda buena, el flujo adicional que genere el negocio resultado de tomar ese crédito, debe ser suficiente para poder pagarlo y además tener una rentabilidad interesante.

Quiero finalizar, como en otras ocasiones, esta nota con una reflexión. Una deuda es una deuda – es un pasivo en nuestro balance personal, y la decisión sobre adquirirla o no debe ser siempre el resultado de una buena planeación financiera integral.
Recordemos que aunque huyamos de las deudas malas, uno también puede sobre-endeudarse únicamente con deuda buena y de esta forma, poner en serio riesgo el patrimonio.

domingo, 21 de diciembre de 2014

Sofomes, rumbo a un año de retos

Fernando Gutiérrez / El Economista

Reducir tasas de interés, cumplir con la normatividad que llegó con la reforma financiera, estar más vigiladas por la autoridad, sobrevivir a una posible competencia desleal y mitigar el cierre de cuentas bancarias son los retos que las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes) enfrentarán durante el 2015, luego de que este año fue un periodo de definiciones para el camino que tendrán que seguir en el futuro.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, existen 3,729 sofomes. Sin embargo, no se sabe con certeza cuántas operan en el país.

Lamberto Corral, presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México, indicó que -del total registrado- en unos años podrían quedar sólo 1,500 debido a que muchas no podrán cumplir con los costos de la carga regulatoria que llegó con la reforma financiera.

El pasado 7 de octubre la Condusef publicó en el Diario Oficial de la Federación disposiciones en las que se establece que las sofomes no reguladas tendrán hasta el 6 de julio para tramitar el dictamen técnico de Prevención de Lavado de Dinero ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y solicitar su registro ante la Condusef para poder seguir operando.

Esta medida para las sofomes pequeñas (con un capital promedio de 5 millones de pesos) es la que más las ocupa en este momento, ya que tienen que invertir entre 200,000 pesos y 800,000 pesos para hacer frente a esta carga regulatoria.

“Muchas (sofomes) que no podrán cumplir ya se cambiaron de figura para ser Sociedades Anónimas”, explicó Rubén Mirazo, presidente de la Asociación de Sociedades en Crecimiento, que aglutina entidades pequeñas.

Lamberto Corral ha expresado que si muchas sofomes se convierten a Sociedades Anónimas de Capital Variable representará una desventaja al sector, porque estas últimas no están vigiladas por ninguna autoridad financiera.

Para otras sofomes enlas que la carga regulatoria no es problema, su principal preocupación es que los bancos continúen cerrando sus cuentas, situación que al parecer estuvo controlada todo el 2014, pero al final del año se recrudeció.

Mientras muchas tratan de cumplir con la ley, en el año se anunciaron fusiones importantes como la de Credex, Crediequipos y Financiera Contigo, que dieron paso al nacimiento de Contigo, sofom dedicada a ofrecer crédito grupal a mujeres.

Además, expertos del sector han señalado que estas entidades tienen que ofrecer tasas más competitivas para ser un elemento de verdadera inclusión financiera.

Luis Fabre Pruneda, vicepresidente técnico de la Condusef, indicó que luego de que se cumpla la fecha límite para que las sofomes soliciten su registro ante el organismo, se verá un sector más consolidado y que otorgará mayor información como herramienta a favor del usuario de éstas.

=======

El Buró de Entidades Financieras, www.buró.gob.mx señala que hay 3060 Sofomes ENR registradas, de las cuales 500 están no localizadas, y la diferencia 2560 en operación plenamente identificadas con información relevante y de cumplimiento.

El próximo 6 de julio del 2015 se cumple la fecha límite para que las Sofomes obtengan su registro ante Condusef y puedan seguir operando. Después de esa fecha desaparecerán por decreto de ley las 500 Sofomes no localizadas mas aquellas Sofomes en operación que no hayan obtenido su registro. Sin duda, esta depuración, fortalecerá al Sector SOFOM. LCV

Asociados a la Amfe realizarán bursatilización conjunta

Fernando Gutiérrez / El Economista

Con el fin de diversificar sus fuentes de fondeo, un grupo de instituciones integradas a la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (Amfe) buscará el próximo año bursatilizar su cartera en conjunto.

En entrevista, el recién nombrado presidente de la Amfe, Enrique Bojórquez Valenzuela, informó que este grupo se conforma por cinco sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes), de las cuales hasta la fecha no han tenido participación en el mercado accionario y prevé que para el primer semestre del 2015 dicha bursatilización esté lista.

“Para diversificar las fuentes de fondeo, para incrementar el mismo financiamiento y la misma profesionalización del sector, estamos trabajando para empezar a bursatilizar cartera de un grupo de asociadas”, explicó.

Agregó que a partir del 1 de enero del 2015 entrará en funciones como presidente de la Amfe.

El directivo, quien también es presiente de la sofom Financiera Agropecuaria, indicó que esta estrategia que tomará la Asociación en el mercado de valores era necesaria, ya que el estado actual de la economía en el país obliga a las entidades especializadas a innovar en productos por medio de una ingeniería financiera más compleja.

Algunas asociadas de la Amfe ya participaban en el mercado de valores y a agosto del presente año sumaron emisiones bursátiles por 35,390 millones de pesos.

La Amfe aglutina a 37 entidades financieras que en su conjunto suman activos por cerca de 192,502 millones de pesos, lo que representa 1.4% del Producto Interno Bruto.

Los sectores en los que trabajan dichas asociaciones son el automotriz, empresarial, personal, agroindustrial, microcrédito e hipotecario.

De acuerdo con cifras de la Amfe, a agosto del 2014 las asociadas sumaron más de 1,139 oficinas en toda la República y cuentan con una cartera superior a 18,601 millones de pesos.

Las sofomes son entidades que no cuentan con el permiso de captar recursos como los bancos, las sociedades financieras populares o las cooperativas de ahorro y préstamo, por lo que sus principales fondeadores provienen de la banca de desarrollo; sin embargo, al entrar al mercado de valores pueden recibir recursos por parte de los inversionistas institucionales.

Cuestionado sobre el mayor reto que enfrentará la Amfe para el próximo año, Bojórquez indicó que se buscará que la Asociación sea el brazo ejecutor de la banca de desarrollo para aterrizar todas las reformas estructurales aprobadas en este 2014.

“Vemos momentos de gran oportunidad para las entidades financieras especializadas. Uno de los retos como Amfe es posicionarnos como una asociación confiable y seria para ser el conducto ideal para la banca de desarrollo para poder llegar a los sectores donde no llega la banca tradicional”, explicó el directivo.

“Queremos que el financiamiento realmente empiece a fluir a través de nuestras asociadas, porque prácticamente todas somos sofomes maduras, con bastante experiencia, con grado de calificación y con una serie de estándares crediticios que nos hacen confiables en términos generales”, agregó.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Pagan caro por préstamos rápidos

Jessika Becerra / Reforma

Mientras la banca comercial ofrece tasas de interés de 8 y 18 por ciento a los pequeños y medianos empresarios en México, y cobra entre 30 y 40 por ciento en las tarjetas, las Sofomes y las Sofipos aplican tasas de más de 70 por ciento.

Esto, debido a la forma de operar de estos intermediarios, que cobran muy alto el riesgo en el que incurren al otorgar créditos. Las Sofomes y Sofipos son más flexibles y toman mayor riesgo al dar crédito, por lo que necesitan cobrar altas tasas para crear reservas en el caso de que sus clientes tengan problemas para pagar créditos, comenta Héctor Valencia, socio director de la consultoría financiera Valmor.

Por ejemplo, la Sofipo Fincomún presta hasta 20 mil pesos para mejorar los negocios que tienen un año de operación y se realizan 52 pagos de 672 pesos, por lo que al final se terminan pagando 34 mil 944 pesos. Esto es una tasa anual de 74 por ciento. A la vez, ofrece un préstamo en efectivo de hasta 7 mil pesos, que se cubren con 52 pagos semanales de 327 pesos. De esta forma el desembolso total es de 17 mil pesos.

En la Sofom Crédito Familiar da créditos para negocios con tasas de interés de 80 por ciento, pero autoriza a más tardar en una semana.

Luis Fabre, vicepresidente de la Condusef, reconoció que las Sofomes han proliferado y que aún no es clara la información que proporcionan en cuanto a costos. En este sentido, Juan Guichard, director general de Banco Invex, señaló que el mercado informal de crédito puede propiciar el sobreendeudamiento de familias porque no hay certeza de que reporten y consulten adecuadamente al Buró de Crédito.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Busca Scotia sinergia de banco con Sofom

Reforma

Santander México anunció el 25 de noviembre que su banco llegó a un acuerdo para comprar el portafolio de préstamos al consumo de Scotiabank

Grupo Financiero Scotiabank realiza una alineación de canales y productos que hace sinergia entre el banco y la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) Crédito Familiar, y continuará otorgando créditos personales, pero con nuevos atributos.

El presidente y director general de la institución financiera, Enrique Zorrilla Fullaondo, comentó que la venta de su portafolio de créditos personales de 47 mil clientes, por 4 mil 100 millones de pesos, responde a que las condiciones que dicho producto no van en línea con la generación de instrumentos bancarios que lanzará la institución.

Sostuvo que la cartera no representaba ningún problema, debido a que, en esencia, vigente.

"Simple y llanamente, los atributos de los productos, en la siguiente generación, con lo que queremos salir, no iban en línea", mencionó en entrevista con Notimex.

Añadió que la inversión de más de 300 millones de dólares que Grupo Financiero Scotiabank realiza en el País es una muestra de las perspectivas positivas que tiene la institución sobre la economía de México para 2015 y en lo sucesivo.

"Estamos en un proceso de inversión bárbaro en el grupo financiero con estos poco más de 300 millones de dólares autorizados por el Consejo", manifestó.

Con dichos recursos, señaló, se hace una reconversión de la plataforma básica ("core banking plataform"), una actualización de las capacidad de banca electrónica y móvil, de originación, así como sinergias en los distintos vehículos y en las más de 850 sucursales entre el banco y la Sofom.

"Así que creemos que será un año con una mayúscula actividad, no entendería la inversión que se va a hacer si no hubiera credibilidad en México y su desarrollo, de ahí la intencionalidad que tenemos", subrayó.

Comentó que también se hará un reposicionamiento de la red de sucursales en plazas particulares, con 80 por ciento identificadas hacia adelante, así como nuevos productos.

Zorrilla Fullaondo adelantó que el grupo financiero está listo para dar una "competencia feroz" en el sector energético, ya que cuenta con la tercer operadora a en el mundo en estructuración de deuda y equity de capital para proyectos de energía, más la tradicional vocación de minería.

viernes, 28 de noviembre de 2014

AMFE nombró a su nuevo presidente

Alicia Salgado / Excélsior

La AMFE informa que durante su Asamblea General de Socios se nombró por unanimidad a Enrique Bojórquez Valenzuela, como su nuevo presidente a partir del primero de enero de 2015, en sustitución de Alejandro Martí Bolaños Cacho, quien culminó su periodo como representante de esta institución.

Y no lo dude, Bojórquez continuará impulsando el restablecimiento y reforzamiento de la regulación y supervisión de las sofomes.

La AMFE aglutina a 37 entidades financieras no bancarias de las más grandes e importantes del país, que en conjunto suman activos por más de 192 mil 502 millones de pesos, lo que representa alrededor del 1.4 del Producto Interno Bruto, con cifras a agosto de este año.

Los sectores en los que estas entidades especializadas ofrecen el crédito responsable son el automotriz, empresarial, personal, agroindustrial, microcrédito e hipotecario.

A agosto de 2014, sumaron más de mil 139 oficinas en la República; una cartera total superior a los 168 mil 601 millones de pesos y emisiones bursátiles por 35 mil 390 millones de pesos.

Actualmente generan más de 18 mil 500 empleos y su histórico de crédito otorgados durante sus 20 años de existencia, es de 35.1 millones, es decir un promedio anual de 1.8 millones de financiamientos.